viernes, 14 de noviembre de 2014

LA LISTA DE CANCIONES QUE USA LA CIA PARA TORTURAR A LOS PRISIONEROS EN GUANTÁNAMO



Según un artículo del Huffington Post de Andy Worthington, autor de "Los documentos Guantanamo", que a su vez se basan en documentos de la Agencia de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA), este organismo incluiría entre sus métodos de tortura a los prisioneros acusados por terrorismo encarcelados la prisión de Guantánamo, una lista de canciones, entre las que se encuentran, éxitos musicales de conocidas estrellas pop, así como de jingles comerciales o soundtracks de afamadas películas de Hollywood.

Entre las canciones con que atormentan a los prisioneros en esta base, se encuentran temas de Christina Aguilera, Britney Spears, Queen, Metallica, Aeroesmith, Prince, Red Hot Chili Peppers, entre otros.

Acá parte de la lista:

- Dirty de Christina Aguilera
- The Real Slim Shady de Eminem
- Zikrayati (My Memories) de Mohamed el-Qasabgi
- I Love You por Barney El dinosaurio
- Babylon de David Gray
- Soundtrack de la película Saturday Night Feve (Fiebre de sábado por la noche)
- Take Your Best Shot de the band Dope
- We Will Rock You de Queen
- The Beautiful People de Marilyn Manson
- F--- Your God de the band Deicide
- All Eyez on Me de Tupac
- Bodies de the band Drowing Pool
- Música variada de Sesame Street (Plaza Sésamo)
- Baby, One More Time de Britney Spears
- Enter Sandman de Metallica
- March of Pigs de Nine Inch Nails
- Canciones de Prince
- Canciones de Red Hot Chili Peppers
- Canciones de la banda Aeroesmith


Se desconoce por qué la CIA ha elegido estas canciones, si es por la letra, por el mensaje, o por las reacciones que pueden provocar en los prisioneros, principalmente, ultraconservadores y fanáticos religiosos. Sin embargo, lo que sí se sabe es el objetivo, según el documento de la Agencia, el objetivo de la “tortura musical” era "crear miedo, desorientación y shock" en los prisioneros.

Lo cierto es que los prisioneros llegaban a ese estado no tanto por el tipo de música que escuchaban sino por el tiempo en que tenían que escuchar cada uno de los temas, de manera repetida.

Según el Sargento Mark Hadsell, un miembro del equipo de Operaciones Psicológicas de los Estados Unidos, señala la eficacia de esta táctica: "Si usted hace sonar esta música por 24 horas, las funciones de tu cuerpo y tu cerebro comienzan a ceder, el proceso de tus pensamientos se ralentiza y tu voluntad se rompe. Ahí es cuando entramos nosotros y hablamos con ellos".


Algunos prisioneros debían soportar días, e incluso meses, escuchando la misma melodía, todas las horas del día.

¿Dudas, consultas? Busca aquí.

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD